top of page
  • Foto del escritorBálsamo TV

El genocidio del pueblo Palestino frente al silencio de los poderosos


Imagen de referencia/stock.adobe.com


Por: Lilian Vega.


Israel apela a su derecho a defenderse que incluye un bloqueo, segregación racial y violación sistemática de derechos.


Corta la energía eléctrica, el agua, cierra fronteras para que no pase ningún tipo de ayuda, bombardea indiscriminadamente a la población civil, incluyendo un hospital y grupos de voluntarios.


El sábado 7 de octubre pasado Hamas, partido gobernante de Palestina, no el pueblo Palestino, llevó un ataque sorpresa y masivo al territorio que Israel reclama como suyo, aunque en realidad es una potencia ocupante del territorio Palestino.

Se debe condenar el ataque de Hamas y la toma de rehenes, pero se debe condenar también, y posiblemente con mayor fuerza, la respuesta genocida del gobierno israelí.


Un pueblo ocupado de acuerdo con Naciones Unidas, que mantiene bloqueada y controlada a la población palestina, sin libertad de movimiento, maltratados, sin derechos básicos y sin posibilidad de salida, con cada vez menos territorio usurpado a fuerza de tractores y ejército, fragmentando el territorio en islas desconectadas con colonias amuralladas que ocupan ilegalmente el territorio.


La ONU ha emitido al menos 29 resoluciones desde 1947, en las que reiterativamente condena la ocupación y la construcción de casas; exige el reconocimiento de la soberanía, integridad territorial e independencia política y civil de Palestina pues sus acciones son un serio impedimento para lograr la paz. Sin embargo, Israel apoyado por Estados Unidos y otras potencias ha llevado a cabo sistemáticamente un atropello al pueblo palestino reduciendo cada vez más su territorio y violando sus derechos.


No se justifica el uso de la violencia por parte de Hamas, pero la permanente agresión israelí y la respuesta desproporcionada a este ataque puede ser calificada de genocida. El 17 de octubre incluso bombardeó un hospital en Gaza; contra este hecho se pronunció la Organización Mundial de la Salud OMS quien afirma que esto va en contra del derecho internacional.


Pero las voces que condenan a Israel son escasas, contrario a las que condenan a Hamas. En Latinoamérica solo el Partido de Los Trabajadores de Brasil y Gustavo Petro, presidente de Colombia, alzan la voz, y sufren un ataque en redes sociales por esto. Como muestra de la indiferencia internacional, ante el bombardeo al hospital en Gaza, Ursula von der Leyen, titular de la Comisión Europea, esquiva pronunciarse aduciendo falta de información para pronunciarse.


Al mismo tiempo del genocidio, se lleva a cabo del 9 al 15 de octubre la reunión del Fondo Monetario Internacional en Marruecos. Para este organismo financiero internacional, la guerra es preocupante y podría provocar un repunte de la inflación y una reducción del crecimiento mundial, sobre todo por la intranquilidad que implica una subida de los precios del petróleo que elevaría la inflación mundial.


7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page