top of page
  • Foto del escritorBálsamo TV

Abandonadas por el Estado, mujeres rurales de Panchimalquito luchan por una vida digna

Por: Imelda Jacobo/BRTV

Foto: Marta Lilian Cruz, habitante de Panchimalquito


El cantón Panchimalquito, uno de los más alejados en las montañas de Panchimalco, en San Salvador, está ubicado aproximadamente a una hora y media en pick up o a tres horas si viaja en transporte colectivo, desde la capital.


Desde el casco urbano de Panchimalco hasta el cantón Panchimalquito, la mayor parte del trayecto es calle de tierra o lajas, donde solamente puede pasar un vehículo a la vez, con grandes hoyos donde se empoza el agua lluvia, con dos cárcavas que van creciendo, dejando el camino estrecho, con el riesgo que un vehículo caiga a un barranco de más de 100 metros de altura.

Foto: Calle principal de Panchimalco hacia Panchimalquito, después de la lluvia.

Foto: Cárcava en calle principal que conduce de Panchimalquito hacia Panchimalco.

Foto: Cárcava en calle principal que conduce de Panchimalquito hacia Panchimalco.


Los habitantes afectados de los cantones Pajales, Divisadero, Troncones y Panchimalquito durante muchos años han estado exigiendo a las autoridades de la alcaldía de Panchimalco y al Gobierno central que repare esta vía, pero solamente han colocado asfalto o cemento en algunos trayectos.


Foto: Habitantes de Panchimalquito caminando en la única calle que conduce hacia Panchimalco.

Foto: Habitante de Panchimalquito caminando en la única calle que conduce hacia Panchimalco.


Sin embargo, en los últimos tres años nadie ha hecho ningúna reparación en dicha calle, que más parece vereda, señala Sandra Ortiz, del comité de mujeres del cantón Panchimalquito y de la Asociación de Mujeres de Panchimalco.



Las zonas más peligrosas siguen siendo un riesgo para la población que, en cada invierno, temen quedar incomunicadas por los derrumbes y deslaves, sobre todo en las cárcavas que minan la vía.



La población de Panchimalquito no cuenta con agua potable


Hay 13 cantareras en el cantón Panchimalquito que se forma por comunidades, cada cantarera abastece de agua entre 5 y 15 viviendas cercanas. Están a la orilla de la calle y son administradas por un sistema de agua conformado por la comunidad.


Las cantareras fueron instaladas gracias a un proyecto gestionado por la Asociación Comunitaria Unida por el Agua y la Agricultura, ACUA.

Foto: cantarera en cantón Panchimalquito

Cada familia recibe agua cada 3 días y solamente pueden llenar un máximo de tres barriles, porque deben distribuir la poca agua que extraen del manantial para más de un centenar de viviendas, así lo explica Marta Lilian Cruz, del Comité de Mujeres de Panchimalquito y de la Asociación de Mujeres de Panchimalco.



Las mujeres de Panchimalquito esperan que algún día el Estado salvadoreño les garantice el derecho humano al agua, ya que en su mayoría, son las más afectadas al ser quienes se encargan de los oficios en el hogar, de transportar el agua y administrarla para todos los usos: beber, preparar alimentos, lavar, bañarse, para cultivos y animales con los que sobreviven.



Granja de pollos: una iniciativa económica, ante la falta de oportunidades para las mujeres rurales en Panchimalquito


En la escuela de Panchimalquito solo imparten hasta 9° grado. Muchas jóvenes ya no siguen estudiando y se dedican a vender pupusas o a ayudar a sus madres agricultoras a la venta de productos.


Si las jóvenes quieren seguir estudiando el bachillerato, deben viajar hasta el casco urbano de Panchimalco o hasta Los Planes de Renderos, lo cual implica utilizar mucho tiempo en el traslado, un gasto económico y un riesgo por las calles en mal estado, así lo manifiesta Sandra Ortiz, del comité de mujeres del cantón Panchimalquito y de la Asociación de Mujeres de Panchimalco.



Las mujeres del cantón Panchimalquito han subsistido toda su vida de la agricultura y de la venta de frutas de los pocos árboles que tienen en el patio de su casa.


Se quedan con una parte de la cosecha para su alimentación y la otra parte la venden en el mercado de San Salvador, porque en Panchimalco no tienen buen mercado, ya que la mayoría de personas de los cantones se dedica al mismo comercio.


Marta Lilian Cruz, una mujer de la tercera edad, tiene que levantarse muy temprano en la madrugada, tomar el pick up que sale del cantón a las 5:00 de la mañana, para llegar al centro de San Salvador. Un trayecto de aproximadamente tres horas.



En el año 2021, gracias a un proyecto de ACUA, un grupo de cinco mujeres de la Asociación de Mujeres de Panchimalco, AMP, entre ellas Marta Lilian, emprendieron con una granja de pollos.


Afirman que les fue muy bien, porque la venta de pollos era rápida, la hacían con la misma gente del cantón, por lo que ya no tenían que viajar cada día y no tenían gasto en pasaje para comercializar su producto.


Sin embargo, las intensas lluvias de este año hicieron estragos en la granja. Los pollos no crecieron lo suficiente, a pesar que demandaban más alimento; entonces, tuvieron que vender los pollos a precios muy bajos.

Ahora, las integrantes de la Asociación de Mujeres de Panchimalco se están reorganizando para aprovechar la infraestructura de la granja y aprender de las fallas, para mejorar el proceso de crianza de pollos, así lo manifestó Sandra Ortiz.



En el marco del Día Internacional de las Mujeres Rurales, que se conmemora cada 15 de octubre, la Organización de Naciones Unidas, señala que “Conseguir la igualdad de género y empoderar a las mujeres rurales no solo es lo correcto, sino que es un ingrediente fundamental en la lucha contra la pobreza extrema, el hambre y la desnutrición.”


Además, el organismo afirma que el empoderamiento de las mujeres y niñas rurales necesita, entre otras cosas: trabajo decente y protección social, educación y capacitación, agua limpia y saneamiento, aumento de la resiliencia de las mujeres ante el cambio climático e inclusión de las mujeres en la toma de decisiones y liderazgo.


Partiendo del ideal de la ONU, de manera evidente, el Estado salvadoreño ha abandonado a las mujeres y niñas rurales de Panchimalquito, y son ellas quienes buscando apoyo, luchan por salir adelante con sus familias y por lograr hacer realidad sus derechos.


119 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page